Usted está aquí

Mediumnidad de Efectos Físicos - EEM

Objetivos Específicos
  • Citar las principales formas de mediumnidad de efectos físicos.

  • Explicar sucintamente cada una de ellas.

Se da el nombre de manifestaciones físicas a las que se producen a través de efectos sensibles, tales como ruidos, movimiento y traslado de los cuerpos sólidos. Unas son espontáneas, es decir, independientes de la voluntad de quien quiera que sea; otras pueden ser provocadas." data-share-imageurl="">

Autor: 
J. Serrano
04.12.18
Médium exudando ectoplasmia por la oreja.

Objetivos Específicos

  • Citar las principales formas de mediumnidad de efectos físicos.

  • Explicar sucintamente cada una de ellas.

Se da el nombre de manifestaciones físicas a las que se producen a través de efectos sensibles, tales como ruidos, movimiento y traslado de los cuerpos sólidos. Unas son espontáneas, es decir, independientes de la voluntad de quien quiera que sea; otras pueden ser provocadas. (1)

El efecto más simple y uno de los primeros que fueron observados, consiste en el movimiento circular impreso a una mesa. Éste efecto igualmente se produce con cualquier otro objeto, pero siendo la mesa el mueble con que, por su comodidad, más se ha procedido a tales experiencias, prevaleció la designación de mesas giratorias para indicar ésta especie de fenómenos. (1)

La variedad de manifestaciones mediúmnicas de efectos físicos es grande, yendo desde las más simples manifestaciones de ruidos y golpes hasta las manifestaciones de Espíritus, algunas de las cuales de gran belleza, por presentar efectos luminosos. A continuación, vamos a analizar las principales manifestaciones de efectos físicos.

Ruidos, Barullos, Golpes y Señales

Como los golpes y los ruidos son las manifestaciones de efectos físicos más simples y frecuentes, debemos conducirnos con prudencia para no ser engañados. (…) es que se debe temer la ilusión, porque una infinidad de causas naturales puede producirlos: el viento que silba o que agita un objeto, un cuerpo que se mueve por sí mismo sin que nadie lo perciba, un efecto acústico, un animal escondido, un insecto, etc., hasta incluso la malicia de los que hacen bromas de mal gusto. Además, los ruidos espíritas (mediúmnicos) presentan un carácter especial, revelando una intensidad y timbre muy variados, que los hacen fácilmente reconocibles y no permiten que sean confundidos con los estallidos de la madera, con las crepitaciones del fuego, o con el tic tac monótono del reloj. Son golpes secos, a veces sordos, débiles y leves, otras veces son claros, distintos, a veces retumbantes que cambian de lugar y se repiten sin ninguna regularidad mecánica. De todos los medios de verificación, el más eficaz, el que no puede dejar duda en cuanto al origen del fenómeno, es la obediencia de éste a la voluntad de quien lo observa. Si los golpes se hubieran oído en un lugar determinado, si respondieran por su número o por su intensidad, al pensamiento, no se les puede dejar de reconocer una causa inteligente. (2)

Cuando la manifestación mediúmnica es hecha por medio de golpes, se llama tiptología. Cuando los Espíritus utilizan señales para comunicarse, se denomina sematología. Ambas son formas primitivas de comunicación mediúmnica, en que se establece un número de señales para las letras del alfabeto o para las palabras, permitiendo así, la manifestación lenta y causativa de los Espíritus.

Las manifestaciones de naturaleza anteriormente indicadas, ocupan un lugar respetable en el origen de las creencias anímicas de los pueblos primitivos. (...) es una de las principales causas que dieron origen a la religión fetichista entre los salvajes. (...) (18)

Del Arrojar Objetos al “Poltergeist”

Las manifestaciones espontáneas no siempre se limitan a ruidos y golpes. A veces, degeneran en un verdadero estruendo y en perturbaciones. Muebles y diversos objetos son derribados, proyectiles de todas clases son lanzados de fuera hacia dentro, se abren y se cierran puertas y ventanas por manos invisibles, se rompen ladrillos y todo esto, no puede ser atribuido a la ilusión.

Muchas veces, el derrumbamiento se produce de forma efectiva; otras, no obstante, sólo se dan en la apariencia. Se oyen voceríos en aposentos contiguos, barullo de platos que caen y se rompen con estruendo, troncos de árboles que ruedan por el suelo. Acuden las personas de la casa y lo encuentran todo en calma y en orden, pero en cuanto salen comienza de nuevo el tumulto. (3)

Tales hechos asumen, por lo general, el carácter de verdaderas persecuciones. Conocemos a seis hermanas que vivían juntas y que, durante muchos años, todas las mañanas encontraban sus ropas esparcidas, rasgadas y cortadas en pedazos, por más que tuviesen la precaución de guardarlas bajo llave. (4)

Esos hechos son generalmente llamados Poltergeist, palabra de origen alemán y está compuesta por dos vocablos: polter: hacer ruido y geist: Espíritu. De esa manera, poltergeist significa: Espíritu juguetón, desordenado, ruidoso etc. Ésta denominación es popular y es nacida de la inmediata observación de los fenómenos (...). (16)

El poltergeist surge en una casa o lugar donde existe, se supone, una persona capaz de ofrecer una determinada “energía” (fluidos ectoplásmicos) que favorece el movimiento de objetos, producción de ruidos, combustiones paranormales espontáneas (parapirogenia), fenómenos de “apport”, etc. A la persona que produce o provoca el fenómeno poltergeist, se le da el nombre de epicentro. (14)

El hecho curioso es que, en los fenómenos de poltergeist, cerca del 35% de las manifestaciones producen la caída de piedras, es decir, las piedras son arrojadas contra las paredes, ventanas y vidrios, unas veces rompiendo tejas, otras causando daños y tirando vidrios, alcanzando a personas, etc. (17)

Ernesto Bozzano, gran estudioso espírita del pasado, nos informa que los fenómenos de poltergeist, comunes en Europa, eran conocidos por los indígenas de diversas partes del mundo, como fenómeno de infestación. La palabra infestación se refiere a lugares donde existen Espíritus que provocan golpes, caídas de objetos, estruendos fantasmagóricos y, como no podría dejar de ser, las infalibles pedradas. (19)

Casas Encantadas los Encatamientos

Las manifestaciones espontáneas, que en todos los tiempos se han producido, y la persistencia de algunos Espíritus en dar muestras ostensivas de su presencia en ciertos lugares, constituyen la fuente de origen de la creencia en la existencia de lugares encantados. (7)

En verdad, los Espíritus aún muy apegados a personas o a cosas materiales, permanecen en determinados lugares durante un tiempo indefinido, produciendo fenómenos de efectos físicos que causan miedo. No siempre son malos tales Espíritus. Muchos de ellos, los (...) que frecuentan ciertos lugares, produciendo en ellos desórdenes, quieren más divertirse a costa de la credulidad y de la cobardía de los hombres, que hacer mal. (8)

La mejor manera de apartar tales Espíritus y de disuadirlos de que sigan provocando los sinsabores que provocan, consiste en atraer a los buenos. Practicando el bien, teniendo paciencia, orando por ellos, en poco tiempo los encantamientos dejarán de existir. (9) El exorcismo y otras prácticas semejantes no producen ningún efecto. (9)

Una de las características más típicas de los encantamientos es la manifestación de fantasmas visibles y hasta fotografiables. (...) El fantasma (Espíritu) generalmente parece inconsciente y ejecuta ciertos actos automáticos, como si fuese un sonámbulo. Normalmente irradia frío y da la impresión de estar rodeado de vapor de agua condensado en forma de niebla. Estas apariciones, la mayoría de las veces son muy frías. (...) Cuando el Espíritu puede contar con suficiente dosis de ectoplasma, es capaz de emitir sonidos vocales, gemir, llorar, hablar y hasta comunicarse. (...) (15)

Fenómenos de Transporte de Objetos

Estos fenómenos son también denominados de apport: que corresponde a un objeto que viene de fuera hacia dentro de un recinto, y de asporti: cuando el objeto sale del recinto hacia fuera.

En el fenómeno de transporte, el Espíritu que lo produce satura un objeto con fluido vital del médium y otros fluidos para desintegrarlo a continuación, los elementos atómicos que constituyen el objeto son reintegrados y entonces, el objeto se materializa en un ambiente herméticamente cerrado. (20)

En el fenómeno de transporte, los Espíritus que lo provocan no son tan atrasados como aquellos que producen los de poltergeist. En el transporte de objetos, hay siempre una intención benévola del Espíritu que lo produce, por la naturaleza de los objetos, casi siempre graciosos, de que él se sirve y por la manera suave, delicada incluso que son traídos. (...) Son casi siempre flores, a veces frutos, confites, joyas, etc. (5)

Los fenómenos de (...) transporte son muy raros, porque las condiciones en que se producen son muy difíciles de realizar. (6)

Cuando ocurren, es decir, cuando el Espíritu encuentra un médium que le pueda suministrar los fluidos necesarios, casi siempre se realizan en la intimidad, a solas con el referido medianero. Esto es así porque las energías para la producción del fenómeno son tan especiales, que prácticamente anulan su ejecución en público, toda vez que, casi siempre, entre estos se encuentran elementos enérgicamente refractarios, que paralizan los esfuerzos del Espíritu y, con mayor razón, la acción del médium. (6) (*)

Escritura Directa y Voz Directa

Se les da el nombre de médiums pneumatógrafos a los que (...) tienen aptitud para obtener la escritura directa, lo que no es posible a todos los médiums escribientes. (13)

Conforme sea mayor o menor el grado de desarrollo de la facultad mediúmnica, el médium obtiene desde simples trazos, señales, letras, palabras, hasta frases completas o páginas enteras de escritura.

Allan Kardec nos esclarece que, tanto la escritura directa, como la voz directa, son manifestaciones muy raras. (13)

Es importante diferenciar pneumatografía de la psicografía, ésta última de producción más común. En la pneumatografía el Espíritu escribe, digamos así, directamente en el papel o en otro material. En la psicografía, el Espíritu comunicante transmite sus pensamientos al médium y éste, a su vez, los transcribe utilizando su propia mano. (10)

La escritura directa es también denominada psicografía indirecta, cuando el Espíritu transmite sus ideas por medio de objetos materiales, a distancia del médium, tales como cestas, pizarras, etc.

En cualquier situación (escritura directa o indirecta) el médium funciona como donador de fluidos ectoplásmicos, para que el Espíritu imprima su mensaje.

La pneumatofonía o voz directa, es otro fenómeno mediúmnico extraordinario. Debido a que pueden producir ruidos y golpes, los Espíritus pueden igualmente hacer que se oigan gritos de todo tipo y sonidos vocales que imitan la voz humana, tanto a nuestro lado como en el aire. (11)

Los sonidos espíritas o pneumatofónicos se producen de dos maneras distintas: a veces, es una voz interior que repercute en nuestro fuero íntimo, donde las palabras no tienen nada de material, a pesar de ser claramente perceptibles; otras veces, son exteriores y nítidamente articuladas, como si proviniesen de una persona que estuviese a nuestro lado.

De un modo o de otro, el fenómeno de la pneumatofonía es casi siempre espontáneo y muy raramente puede ser provocado. (12)

Algunas veces, los Espíritus utilizan algún instrumento u otro vehículo más conveniente para que la voz directa se produzca con más precisión.

Es lo que nos esclarece Arthur Conan Doyle, en el libro Historia del Espiritismo, cuando describe el fenómeno de la voz directa transmitida a través de una trompeta materializada, por el Espíritu John King, en la hacienda del americano Jonathan Koons, en Ohio, USA. (21)

André Luiz también nos describe el fenómeno, éste, no obstante, ocurrido en el plano espiritual, cuando el Espíritu Matilde hace repercutir su voz cristalina en una asamblea de Espíritus, situados en plena región inferior, utilizando una garganta improvisada. (25)

Los fenómenos de la voz directa difieren de la mera clarividencia y del habla en trance, por eso es que los sonidos parecen no provenir del médium, sino de fuera, a veces, desde una distancia de algunos metros (...) y, otras veces, haciéndose oír dos o tres voces simultáneamente. (22)

Hay indicios de que la materialización de trompetas, cuerdas vocales o cosas parecidas, se da cuando existe la necesidad de aumentar el tomo de la voz o hacerla más nítida. (22)

Materialización de Espíritus

La materialización es un fenómeno de efectos físicos por el que los Espíritus se hacen visibles a los componentes de una reunión, independientemente de poseer ellos mediumnidad de videncia.

Para hacerse visibles y tangibles, los Espíritus utilizan fluidos específicos, sobre todo el denominado ectoplasma, que es liberado por el médium.

Las materializaciones pueden ser de objetos, como en los fenómenos de transporte, y de Espíritus. Entre éstas últimas se producen las que causan miedo, denominadas encantamientos. Otras, estudiadas por los investigadores espíritas del pasado y del presente, son más comunes porque, en general, el Espíritu materializado presenta las características del cuerpo físico que tenía cuando estaba encarnado. Están también, las materializaciones luminosas, muy bellas, producidos por Espíritus un poco más evolucionados.

El ectoplasma es una (...) sustancia fluídica que, en determinadas circunstancias, emana del cuerpo de ciertos médiums, por los orificios naturales, como la nariz y la boca. (...) (23)

El ectoplasma (del griego ektós – fuera, exterior; y plasma – dar forma); ha recibido diversas denominaciones, variando de autor en autor: teleplasma (Schrenck-Notzing), sustancia de la vitalidad (Robert Crookall), psicoplasma, éter vitalizado (F. Melton), fluido periespirítico (Allan Kardec)... (23)

André Luiz, en la obra En los Dominios de la Mediumnidad, describe el ectoplasma como una pasta flexible, semejante a una jalea viscosa y semi-líquida, (saliendo) a través de todos los poros y, con más abundancia, por los orificios naturales, particularmente de la boca, de la nariz y de los oídos, con elevado porcentaje exteriorizándose igualmente del tórax y de las extremidades. (26)

También según André Luiz, ésta sustancia se caracteriza por un olor especial, difícil de describirse, que resbala con movimientos rectilíneos, acumulándose en la parte inferior del organismo del médium, donde presenta el aspecto de una gran masa protoplásmica, viva y palpitante. (26) El color del ectoplasma es lechoso-plateado. (27)

El ectoplasma adquiere aspectos extremadamente variados, desde una forma rarefacta que lo mantiene invisible (...) hasta el estado sólido y organizado en estructuras complejas, tales como los Espíritus materializados (agéneres ectoplásmicos). Entre éstos dos extremos, él puede pasar por estados diversos: gaseoso, plástico, en forma de copos de algodón, amorfo, lechoso, filamentoso, líquido, etc. El ectoplasma no sólo sirve para dar consistencia al periespíritu, o partes de éste, sino también para, aunque en forma vaporosa, tornarlo visible. Con él son tejidas las vestiduras de las entidades espirituales materializadas, presentando diversos géneros, como la lana, el algodón, la seda, velos tupidos o transparentes, etc. (24)

Para la materialización de Espíritus o de objetos, los Espíritus especialistas utilizan tres tipos de fluidos, realizando un trabajo que revela el dominio de una técnica especializada:

  • Fluidos A: representan las fuerzas superiores y sutiles del plano espiritual;

  • Fluidos B: o ectoplasma, propiamente dicho, del médium y de las personas que lo asisten;

  • Fluidos C: constituidos por energías tomadas de la naturaleza terrestre (vegetales, agua, minerales, et.) (27)

Una pequeña definición adicional sobre el tema:

  • Materialización: se refiere a la ectoplasmia con tangibilidad o solidificación de formas;

  • Ectoplasmia: término genérico que se refiere a las manifestaciones de efectos físicos o, también, cuando las formas periespirituales se hacen visibles pero intangibles. (20)

Recordamos las siguientes obras para mayores estudios sobre éste interesante asunto, tan poco común en los días actuales:

  • Hechos Espíritas: William Crookes, ed. FEB;

  • El Trabajo de los Muertos: Nogueira de Faria, ed. FEB;

  • Materializaciones de Espíritus: Paul gibier y Ernesto Bozzano, ed. Eco.

El estudio de la mediumnidad de efectos físicos no está agotado, una vez que existen muchas otras manifestaciones de ésta naturaleza como las curas físicas, la psicometría, las materializaciones luminosas, etc., que serán objeto de estudio en el Programa II de éste Curso de Estudio y Educación de la Mediumnidad.

Fuentes de Consulta

  1. KARDEC, Allan. De las Manifestaciones Físicas. De las Mesas Giratorias. El Libro de los Médiums. Cap. II, ítem 60.

  2. ______ De las Manifestaciones Físicas Espontáneas. Cap. V, ítem 83.

  3. ______ ítem 87.

  4. ______ ítem 89.

  5. ______ ítem 96.

  6. ______ ítem 96

  7. ______ De las Casas Encantadas. Cap. IX, ítem 132.

  8. ______ ítem 132, 12ª Preg.

  9. ______ ítem 132, 13ª Preg.

  10. ______ De la Pneumatografía o Escritura Directa. Cap. XII, ítem 146.

  11. ______ ítem 150.

  12. ______ ítem 151.

  13. ______ De los Médiums. Cap. XIV, ítem 177.

  14. ANDRADE, Hernán Guimaraes. El poltergeist. Espíritu, Periespíritu y Alma. San Pablo: Pensamiento, 1984, p. 163.

  15. ______ p. 192-193.

  16. ______ El Poltergeist en la Prehistoria. La Transcomunicación a través de los Tiempos. San Pablo: Jornalística F, 1997, p. 25.

  17. ______ p. 26.

  18. BOZZANO, Ernesto. Golpes y Caídas. Movimientos de Objetos a Distancia. (Telequinesia), Levitación Humana. Pueblos Primitivos y Manifestaciones Supranormales. Trad. De Eponina Mele Pereira da Silva. San Pablo: Jornalística Fe, 1997, p. 1.

  19. ______ Fenómenos de Infestación, p. 69.

  20. ______ Apport y Asporti, p. 90.

  21. DOYLE, Arthur Conan. Modelados y Voces Mediúmnicas. Historia del Espiritismo.

  22. ______ Grandes Médiums Modernos.

  23. NAUFEL, José. Ectoplasmia y Materialización. Del ABC al Infinito. Espiritismo Experimental. Vol. 2.

  24. ______ idem 23.

  25. XAVIER, Francisco Cándido. Reencuentro. Liberación. Por el Espíritu André Luiz.

  26. ______ Efectos Físicos. En los Dominios de la Mediumnidad.Por el Espíritu André Luiz.

  27. ______ idem 26.

Federación Espírita Brasileña

Curso de Estudio y Educación de la Mediumnidad

Programa I; Módulo n.º 4

1ª Parte: Fundamentación Espírita: Mediumnidad. Obsesión. Desobsesión.

Guía 1: Las Manifestaciones Mediúmnicas de Efectos Físicos

Objetivos Específicos
  • Citar las principales formas de mediumnidad de efectos físicos.

  • Explicar sucintamente cada una de ellas.

Se da el nombre de manifestaciones físicas a las que se producen a través de efectos sensibles, tales como ruidos, movimiento y traslado de los cuerpos sólidos. Unas son espontáneas, es decir, independientes de la voluntad de quien quiera que sea; otras pueden ser provocadas." data-share-imageurl="">