Usted está aquí

Existencia de Dios - EEM

Dios

1º vídeo de la serie dedicada al Estudio y Educación de la Mediumnidad.

Allan Kardec colocó en el inicio de El Libro de los Espíritus un capítulo que trata exclusivamente de Dios. Con eso pretendió significar que el Espiritismo se basa, en primer lugar, en la idea de la existencia de un Ser Omnipotente. Por ello vamos a intentar probar la existencia de Dios y explicar como se manifiesta la Providencia Divina." data-share-imageurl="">

Existencia de Dios-EEM

Dios

1º vídeo de la serie dedicada al Estudio y Educación de la Mediumnidad.

Allan Kardec colocó en el inicio de El Libro de los Espíritus un capítulo que trata exclusivamente de Dios. Con eso pretendió significar que el Espiritismo se basa, en primer lugar, en la idea de la existencia de un Ser Omnipotente. Por ello vamos a intentar probar la existencia de Dios y explicar como se manifiesta la Providencia Divina.

Síntesis del asunto:

PRUEBAS DE LA EXISTENCIA DE DIOS

Allan Kardec colocó en el inicio de El Libro de los Espíritus un capítulo que trata exclusivamente de Dios. Con eso pretendió significar que el Espiritismo se basa, en primer lugar, en la idea de la existencia de un Ser Omnipotente.

Para los Espíritus Superiores, Dios es la inteligencia suprema, causa primera de todas las cosas. (2) Esto quiere decir que, por encima de ese inmenso conjunto de seres, mundos y cosas que constituyen el Universo, está la Inteligencia Suprema, denominada Dios, Padre y Creador de todas las cosas.

El hombre imperfecto, aunque esté desencarnado, disponiendo de facultades perceptivas menos materiales, no consigue percibir la esencia divina. Puede, entre tanto, tener convincentes pruebas de que Dios existe.

Racionalmente, no es posible admitir un efecto sin una causa. Mirando el Universo inmenso, la extensión infinita del espacio cósmico, entendemos el orden y la armonía a que obedece la marcha de los innumerables mundos; observando los seres que constituyen la Naturaleza, identificamos en los minerales las admirables formas de los cristales y las inmensas reservas de agua existentes en el planeta; percibiendo palpitar la vida en las minúsculas formas microscópicas, entendemos los innumerables beneficios que la mayoría trae a la existencia terrestre; analizando la exuberancia y la belleza del reino vegetal, comprendemos el papel fundamental que representa en la garantía de la vida planetaria; contemplando la variedad de tipos de animales – desde las formas más rudimentarias de los invertebrados, hasta las elaboradas morfologías de los primates y del hombre –, percibimos con nitidez la existencia de Dios, el Creador de la Humanidad, de los seres y de todos los universos.

Es, no obstante, por el sentimiento, más que por el raciocinio, que el hombre puede comprender a Dios. Hay en el hombre, desde el más primitivo hasta el más civilizado, la idea innata de Su existencia. Por encima, pues, del raciocinio lógico, nos prueba que Él existe la intuición que de Él tenemos. Y Jesús, enseñándonos a orar, nos lo reveló como Padre Nuestro.

He aquí por qué el Espiritismo tiene en la existencia de Dios un principio básico. Sin pretender dar al hombre el conocimiento de la naturaleza íntima de Dios, podemos comprobar que Él existe por la realidad palpitante y viva del Universo que, existiendo, ha de tener un Divino Autor. (3)

2. PROVIDENCIA DIVINA

La providencia es la solicitud de Dios para con sus criaturas. Él está en todas partes, todo lo ve, a todo preside, incluso en las cosas más pequeñas. Es en esto que consiste la acción providencial. (1)

Dios, en relación a sus criaturas, es la propia Providencia, en su más alta expresión, infinitamente por encima de todas las posibilidades humanas. La Providencia Divina se manifiesta en todas las cosas; está inmanente en el Universo y se ejerce por medio de leyes admirables y sabias. Todo fue dispuesto por el amor del Padre, soberanamente bueno y justo, para el bien de sus hijos, desde las más elementales acciones para la manutención y la transmisión de la vida orgánica, garantizando la perpetuidad de las especies, hasta la concesión de la facultad superior del libre albedrío, que da al hombre el mérito de la conquista consciente de la felicidad, por la práctica voluntaria del bien y por la libre búsqueda de la verdad. Dios a todo provee en beneficio de sus criaturas, imprimiéndoles en la conciencia las leyes morales.

Por la observación de esas leyes, el hombre ejercita el libre albedrío de forma adecuada y, en consecuencia, aprende a hacer elecciones más acertadas a lo largo de su jornada evolutiva, una vez que desarrolla la capacidad de distinguir el bien del mal.

La acción providencial queda claramente evidenciada cuando, por el uso de su libre albedrío, el alma construye su propio destino, prepara sus alegrías o dolores. Jamás, no obstante, en el curso de su marcha – en la prueba amarga o en el seno de la lucha ardiente de las pasiones –, le será negado el socorro divino. Nunca debe desanimarse, pues, por más indigna que se juzgue; desde que en sí despierta la voluntad de volver al buen camino, la Providencia le dará auxilio y protección. (4)

Finalmente, la Providencia Divina, en relación a la Humanidad terrestre, también se manifiesta cuando Dios nos confía a Jesús, como discípulos a un maestro y como ovejas a un pastor, dándonos la certeza de que no estamos en ningún momento desamparados a nuestra propia suerte.

FUENTES DE CONSULTAS

1. Kardec, Allan. La providencia. La Génesis. Cap. II. Ítem 20.

2. ______ Dios y el Infinito. El Libro de los Espíritus. Libro Primero. Cap. I, preg. 1.

3. ______ Preg. 4-9 y comentario.

4. DENIS, León. Libre albedrío y la providencia. Después de la Muerte.

FEDERACIÓN ESPÍRITA BRASILEÑA. CURSO DE ESTUDIO Y EDUCACIÓN DE LA MEDIUMNIDAD. PROGRAMA I Módulo No 1 1ª Parte: Fundamentación Espírita: Principios Doctrinarios Espíritas. Guía 1: La existencia de Dios.

Dios

1º vídeo de la serie dedicada al Estudio y Educación de la Mediumnidad.

Allan Kardec colocó en el inicio de El Libro de los Espíritus un capítulo que trata exclusivamente de Dios. Con eso pretendió significar que el Espiritismo se basa, en primer lugar, en la idea de la existencia de un Ser Omnipotente. Por ello vamos a intentar probar la existencia de Dios y explicar como se manifiesta la Providencia Divina." data-share-imageurl="">