Usted está aquí

La Comunicabilidad de los Espíritus - EEM

Mediumnidad

La Comunicabilidad de los Espíritus

1. LAS COMUNICACIONES MEDIÚMNICAS: HECHO NATURAL Y RECURSO DE PROGRESO ESPIRITUAL

La comunicabilidad de los Espíritus con los encarnados no es un hecho reciente, sino antiquísimo, no fue inventado por el Espiritismo. La única diferencia es que en el pasado, el fenómeno mediúmnico se manifestaba libremente en la población, tal como ocurre en la actualidad; mientras tanto, sólo era estudiado por los iniciados, en reuniones secretas." data-share-imageurl="">

La Comunicabilidad de los Espirítus - SEA

Mediumnidad

La Comunicabilidad de los Espíritus

1. LAS COMUNICACIONES MEDIÚMNICAS: HECHO NATURAL Y RECURSO DE PROGRESO ESPIRITUAL

La comunicabilidad de los Espíritus con los encarnados no es un hecho reciente, sino antiquísimo, no fue inventado por el Espiritismo. La única diferencia es que en el pasado, el fenómeno mediúmnico se manifestaba libremente en la población, tal como ocurre en la actualidad; mientras tanto, sólo era estudiado por los iniciados, en reuniones secretas.

La posibilidad de comunicarse los Espíritus no representa una duda filosófica o metafísica. Es cuestión establecida, resultante de observaciones y de experiencias rigurosamente realizadas por eminentes investigadores. Los espíritas no tienen dudas al respecto; no obstante, algunas personas denominan el fenómeno mediúmnico como extra-sensorial, limitado al cerebro o derivado de él.

La Doctrina Espírita nos esclarece que “los Espíritus ejercen incesante acción sobre el mundo moral e incluso sobre el mundo físico. Actúan sobre la materia y sobre el pensamiento y constituyen una de las potencias en la Naturaleza, causa eficiente de una multitud de fenómenos hasta entonces inexplicados o mal explicados y que no encuentran explicación racional sino en el Espiritismo.” (1)

La influencia ejercida por los Espíritus en nuestros pensamientos y actos, tanto para el bien como para el mal, es tan extensa que, de ordinario, son ellos los que nos dirigen. (2)

La comunicabilidad de los Espíritus es hecha a través de la mediumnidad, facultad psíquica que todo ser humano posee, más o menos desarrollada, es decir: “Todo aquél que siente, en un grado cualquiera, la influencia de los Espíritus es, por ese hecho, médium. Esa facultad es inherente al hombre; no constituye, por tanto, un privilegio exclusivo. Por eso mismo, raras son las personas que de ella no poseen algunos indicios (...) Todavía, usualmente, así sólo se califican aquellos en que la facultad mediúmnica se muestra bien caracterizada y se traduce por efectos patentes, de cierta intensidad, lo que entonces depende de una organización más o menos sensitiva.” (7)

2. LA PROHIBICIÓN MOSAICA DE EVOCAR A LOS MUERTOS

Algunas personas, sobre todo aquellas que abrazan interpretaciones religiosas diferentes de las de la Doctrina Espírita, cuando no rechazan la posibilidad de comunicación entre los dos planos de la vida, destacan la prohibición mosaica de evocar a los muertos

En la ley de Moisés está escrito:

. No os volváis para los nigromantes ni consultéis a los adivinos, pues ellos os contaminarían. (9)

. Que en tu medio no se encuentre alguien que queme a su hijo o a su hija, ni que haga presagio, oráculo, adivinación o magia, o que practique encantamientos, que interrogue a Espíritus o adivinos, o que evoque a los muertos. (10)

Es preciso entender los motivos que llevaron a Moisés a prohibir la evocación o los diálogos con los llamados muertos. “El legislador hebreo quería que su pueblo abandonase todas las costumbres adquiridas en Egipto, donde las evocaciones estaban en uso y facilitaban abusos. “(4)

La prohibición de Moisés miraba contener un comercio grosero y perjudicial con los desencarnados, visto que, en aquella época y en aquél contexto, “la evocación de los muertos no se originaba en los sentimientos de respeto, afecto o piedad para con ellos, siendo antes un recurso para adivinaciones, tal como en los augurios y presagios explotados por el charlatanismo y por la superstición.” (5)

En realidad, el Espiritismo condena todo lo que motivó la interdicción de Moisés, (6) esto porque los espíritas no interrogan a los Espíritus para fines adivinatorios o para hacer previsiones del futuro. La práctica espírita no adopta rituales ni manifestaciones de culto externo, de cualquier naturaleza. No aprueba sacrificios de animales o de seres humanos, no interroga astros, adivinos, “Ieedores de la buenaventura", magos o hechiceros. No aprueba el uso de indumentaria ritualista, talismanes o fórmulas sacramentales o cabalísticas, para atraer o apartar a los Espíritus.

El ejercicio mediúmnico, según la interpretación de la Doctrina Espírita, tiene como objetivo recibir consejos de los buenos Espíritus; moralizar a aquellas personas presas en las redes de los vicios y de las pasiones; desarrolla conocimientos y esclarecimientos sobre quién somos, cuál es nuestro origen y destino. Tiene como meta, igualmente, mantener las relaciones de amistad y de amor con los entes queridos que nos antecedieron a la tumba.

3. LA INFLUENCIA DE LOS ESPÍRITUS

Las orientaciones instructivas, consoladoras y moralizadoras que los Espíritus Superiores nos han enviado, a través de la mediumnidad, nos llevan a reflexionar que la práctica mediúmnica, a la luz de la Doctrina Espírita y del Evangelio de Jesús, es factor de progreso humano, por los beneficios que acarrea.

No debemos olvidar que, así como existen criaturas encarnadas imperfectas, que procuran conducir a las personas al error, al crimen, también existen las de características idénticas en el plano espiritual, una vez que la muerte del cuerpo físico no transforma a las personas en ángeles o sabios.

Los Espíritus infelices, de mente ultrajada, viven más con los compañeros encarnados de lo que se supone. Se mezclan en las actividades comunes, deambulan en el nido doméstico, participan de las conversaciones, siguen con los comensales, de quien dependen, en proceso legítimo de vampirización.

Se perturban y perturban.

Sufren y hacen sufrir.

Odian y generan odios.

Despreciados a sí mismos, desprecian a los otros.

Infelices, hacen infelices a los demás. (8)

Podemos neutralizar la influencia de los malos Espíritus y, consecuentemente, abrirnos a la benéfica acción de los superiores, practicando el bien y poniendo en Dios toda nuestra confianza; moralizando nuestra conducta en la vida; estudiando para liberarnos de las amarras de la ignorancia; procurando repeler las sugerencias inferiores; no atendiendo a los malos pensamientos, por generar discordias, luchas anti fraternas, celos, envidia, vanidad y exaltación del orgullo. Actuando así, estaremos comulgando con la bondad superior y construyendo las bases de una vida más feliz. (3)

CONCLUSIÓN

- La mediumnidad es un hecho natural y un recurso de progreso espiritual;

- La prohibición mosaica de evocar a los Espíritus, tenía sus motivos legítimos, pero no se puede aplicar al Espiritismo;

- La influencia de los Espíritus, para bien y para mal según nuestras tendencias, es continua.

FEDERACIÓN ESPÍRITA BRASILEÑA

CURSO DE ESTUDIO Y EDUCACIÓN DE LA MEDIUMNIDAD

PROGRAMA I Módulo N° 1

1ª Parte: Fundamentación Espírita: Principios Doctrinarios Espíritas.

FUENTES DE CONSULTAS

1. Kardec, Allan. Introducción. El Libro de los Espíritus. Ítem 6.

2. De la intervención de los Espíritus en el Mundo Corporal. Preg. 459.

3. Preg. 469.

4. De la prohibición de evocar a los muertos. El Cielo y el Infierno. Ítem 3.

5. ítem 4.

6. ítem 4.

7. De los Médiums. El Libro de los Médiums. Item 159.

8. Franco, Divaldo Pereira. Perturbadores. Glosarío Espírita Cristiano. 

9. EL ANTIGUO TESTAMENTO. Levítico 19:31.

10. Deuteronomio 18:10-12.

Mediumnidad

La Comunicabilidad de los Espíritus

1. LAS COMUNICACIONES MEDIÚMNICAS: HECHO NATURAL Y RECURSO DE PROGRESO ESPIRITUAL

La comunicabilidad de los Espíritus con los encarnados no es un hecho reciente, sino antiquísimo, no fue inventado por el Espiritismo. La única diferencia es que en el pasado, el fenómeno mediúmnico se manifestaba libremente en la población, tal como ocurre en la actualidad; mientras tanto, sólo era estudiado por los iniciados, en reuniones secretas." data-share-imageurl="">