Usted está aquí

La Ley de Amor 3ª Parte - EESE

Ley de amor III

La Ley de Amor III

“El Evangelio según el Espiritismo”. Cap. XI, ítem 10.

Mensaje de Sansón, antiguo miembro de la Sociedad Espiritista de París, 1863.

 “Mis queridos condiscípulos: los espíritus que están aquí presentes os dicen por mi voz: Amad bien, con el fin de ser amados." data-share-imageurl="">

La Ley de Amor 3ª Parte- EESE

Ley de amor III

La Ley de Amor III

“El Evangelio según el Espiritismo”. Cap. XI, ítem 10.

Mensaje de Sansón, antiguo miembro de la Sociedad Espiritista de París, 1863.

 “Mis queridos condiscípulos: los espíritus que están aquí presentes os dicen por mi voz: Amad bien, con el fin de ser amados. Este pensamiento es tan justo, que encontraréis en él todo lo que consuela y calma las penas de cada día; o más bien, practicando esta sabia máxima, os elevaréis de tal modo sobre la materia, que os espiritualizaréis antes de separaros de vuestro cuerpo terrestre. Habiendo los estudios espirituales desarrollado en vosotros la comprensión del porvenir, tenéis una seguridad: el adelantamiento hacia Dios con todas las promesas que corresponden a las aspiraciones de vuestra alma; también debéis elevaros lo bastante para juzgar sin los lazos de la materia, y no condenar a vuestro prójimo antes de haber dirigido vuestro pensamiento a Dios.”

“Amar, en el sentido profundo de la palabra, es ser leal, probo, concienzudo, para hacer a los otros lo que quisiéramos para nosotros mismos; es buscar alrededor de si el sentido íntimo de todos los dolores que abruman a nuestros hermanos, para llevarles un alivio; es mirar la gran familia humana como la suya, porque esta familia la volveréis a encontrar en cierto periodo en los mundos más avanzados, y los espíritus que la componen son, como vosotros, hijos de Dios designados para elevarse hasta el infinito. Por esto no podéis rehusar a vuestros hermanos lo que Dios os ha dado liberalmente, porque por vuestra parte estaríais muy contentos de que vuestros hermanos os diesen lo que os hiciera falta. En todo sufrimiento dadles, pues, una palabra de esperanza y de apoyo, a fin de que seáis todo amor, todo justicia.”

“Creed que estas sabias palabras: "Amad bien, con el fin de ser amados", seguirán su curso; son revolucionarias y siguen una senda segura, invariable. Mas vosotros que me escucháis, habéis triunfado; sois infinitamente mejores que hace cien años: habéis cambiado de tal modo, con ventaja vuestra, que aceptáis sin réplica una multitud de ideas nuevas sobre la libertad y fraternidad, que en otro tiempo hubierais rechazado, pues de aquí a cien años aceptaréis con la misma facilidad las que aún no han podido entrar en vuestro cerebro.”

“Hoy que el movimiento espiritista ha dado un gran paso, ved con qué rapidez las ideas de justicia y de renovación, contenidas en los dictados de los espíritus, son aceptadas por la mayoría del mundo inteligente; es porque esas ideas responden a todo lo que hay de divino en vosotros; es porque estáis preparados por una semilla fecunda: la del siglo último, que ha implantado en la sociedad las grandes ideas del progreso; y como todo se encadena bajo el dedo del Todopoderoso, todas las lecciones recibidas y aceptadas se englobarán en ese intercambio universal del amor al prójimo. Por él los espíritus encarnados, juzgando mejor y sintiendo mejor, se tenderán la mano desde los confines de vuestro planeta, y se reunirán para entenderse y amarse y para destruir todas las injusticias y todas las causas de malentendidos entre los pueblos.”

“¡Gran pensamiento de renovación por el Espiritismo, tan bien descrito en el "Libro de los Espíritus!", tú producirás el gran milagro del siglo venidero, el de la reunión de todos los intereses materiales y espirituales de los hombres por la aplicación de esta máxima bien comprendida: “Amad bien, con el fin de ser amados".”

FUENTES COMPLEMENTARIAS 

FRANCO, Divaldo P. Equilibrio por el amor; mens. 16. Candelero Espírita. Por el espíritu Juana de Ángelis

XAVIER, Francisco C. Llamamiento al amor; mens. 121. Palabras de Vida Eterna. Por el espíritu Emmanuel.

    Con Ardiente Amor; mens. 99. Pan Nuestro. Por el espíritu Emmanuel.

    Deuda de Amor; mens. 150. Viña de Luz. Por el espíritu Emmanuel

    En la presencia del amor; mens. 159. Fuente Viva. Por el espíritu Emmanuel.

    Progreso y Amor; mens. 57. Bendición de Paz. Por el espíritu Emmanuel.

XAVIER, Francisco C. y VIEIRA, Waldo. En la exaltación del Amor; mens. 78. El Espíritu de Verdad. Diversos espíritus.

 

Ley de amor III

La Ley de Amor III

“El Evangelio según el Espiritismo”. Cap. XI, ítem 10.

Mensaje de Sansón, antiguo miembro de la Sociedad Espiritista de París, 1863.

 “Mis queridos condiscípulos: los espíritus que están aquí presentes os dicen por mi voz: Amad bien, con el fin de ser amados." data-share-imageurl="">