Usted está aquí

La Fluidoterapia Espiritista: El Pase - EEM

Imagen de javier
Enviado por javier el Vie, 14/09/2018 - 21:01
Author: 
Grupo de Estudio y Educación de la Mediumnidad
Date: 
Viernes, 14 Septiembre, 2018 - 19:00
Body: 

FEDERACION ESPÍRITA BRASILENA

CURSO DE ESTUDIO Y EDUCACION DE LA MEDIUMNIDAD

PROGRAMA I Módulo N°. 2

1ª Parte: Fundamentación Espirita: introducción al Estudio de la Mediumnidad.

Guía 3: La fluidoterapia espirita: el pase.

Objetivos Específicos:

-          Conceptuar pase espirita.

-          Prestar esclarecimiento sobre los mecanismos, los tipos y efectos del pase.

-          Explicar la utilidad del pase en las reuniones de mediumnidad.

Como ya vimos, el fluido universal es el elemento primitivo del cuerpo carnal y del periespíritu, los cuales son simples transformaciones de él. Por la identidad de su naturaleza, ese fluido, condensado en el periespíritu, puede suministrar principios reparadores al cuerpo; el Espíritu, encarnado o desencarnado, es el agente propulsor que infiltra en un cuerpo deteriorado una parte de la subsistencia de su envoltorio fluidico. (1)

Esas explicaciones de Kardec son necesarias para que se pueda comprender mejor qué es el pase, cuál es su mecanismo, la manera correcta de aplicarlo y los beneficios proporcionados por él.

1°) CONCEPTOS DE PASE ESPIRITA

- Es una emanación controlada de la fuerza mental que, bajo la palanca de la voluntad y de la acción de la oración, atrae la Fuerza Divina en nuestro beneficio. (20)

- (...) es la acción o esfuerzo de transmitir, para otro individuo, energías magnéticas, propias o de un Espíritu, a fin de socorrerle la carencia física y/o mental, que sucede por la falta de esa energía. (7)

- El pase es siempre, según la visión espírita, un procedimiento fluido-magnético, que tiene como principal objetivo auxiliar la restauración del equilibrio orgánico del paciente. (13)

- Así como la transfusión de sangre representa una renovación de las fuerzas físicas, el pase es una transfusión de energías psíquicas (...) es la transmisión de una fuerza psíquica y espiritual, dispensando cualquier contacto físico en su aplicación. (6)

2°) MECANISMOS DEL PASE

El mecanismo del pase se basa en la transmisión del fluido vital:

- El fluido vital se transmite de un individuo a otro. Aquél que lo tuviera en mayor proporción puede darlo a uno que tenga menos y en ciertos casos, prolongar la vida presta a extinguirse. (4)

- La energía transmitida por el pase actúa en el periespíritu del paciente y de este sobre el cuerpo físico. El periespíritu recibe la energía a través de puntos determinados, que André Luiz llama centros de fuerza y, ciertas escuelas espiritualistas llaman chacras. (8)

- Nuestro periespíritu posee siete centros de fuerza, que se conjugan en las ramificaciones de los plexos y que, vibrando en sintonía los unos con los otros, al influjo del poder directriz de la mente, establecen, para nuestro uso, un vehículo de células eléctricas, que podemos definir como un campo electromagnético, en el cual el pensamiento vibra en circuito cerrado. (19)

Los centros vitales están localizados, también, en el doble etérico. Doble etérico es un cuerpo fluidico, que se presenta como una copia energética del individuo, interpenetrando su cuerpo físico, al mismo tiempo en que parece emerger de él. El doble etérico emite, continuamente, una emanación energética que se presenta en forma de rayas o estrías que parten de toda su superficie. (10)

Los principales centros de fuerza son los siguientes: coronario, cerebral, laríngeo, cardiaco, esplénico, gástrico y genésico, de acuerdo con su situación, próximos a los órganos del cuerpo físico. (9)

Se sabe qué papel capital desempeña la voluntad en todos los fenómenos del magnetismo (...). La voluntad es atributo esencial del Espíritu, es decir, del ser pensante. Con el auxilio de esa palanca, él actúa sobre la materia elemental y, por una acción consecutiva, reacciona sobre sus compuestos, cuyas propiedades íntimas vienen así a quedar transformadas. (5) Es así que el agua es fluidificada o magnetizada, es así como ocurren las curas, conocidas en el medio espirita.

(...) cuanto más fuerte fuera nuestra voluntad y cuanto más positiva fuera nuestra confianza, tanto más eficientes serán los efectos de la magnetización. Afirmamos, igualmente, que cuanto más nos elevamos espiritualmente, tanto mayor sera el poder de nuestra irradiación. (14)

El periespíritu del paciente recibe fluidos del pasista, los cuales son transferidos a su cuerpo físico, una vez que la transfusión fluidica se efectúa de periespíritu a periespíritu.

El fluido magnético, que se nos escapa continuamente, forma en torno de nuestro cuerpo una atmosfera. No siendo impulsado por nuestra voluntad, no acciona sensiblemente sobre los individuos que nos rodean; desde, no obstante, que nuestra voluntad lo impulse y lo dirija, él se mueve con toda la fuerza que le imprimimos. (15)

 Otro factor importante en el pase, además de la voluntad, es la acción de la oración. La oración atraerá la asistencia de los buenos Espíritus, creando un clima de elevación y de armonía, favorable a la cura. La oración es un recurso del que todos podemos echar mano, principalmente el pasista, y que, cuando es correctamente ejecutada, funciona como verdadero “baño” de limpieza fluidica. (11)

La oración tiene otro papel importantísimo, que es el de higienización del ambiente fluidico en que se encuentra aquél que ora, en el momento en que el pasista pasa a recibir fluidos de superior calidad, pasa también a la condición de repulsor de los fluidos inferiores del ambiente. (12)

3°) TIPOS DE PASE O DE ACCIÓN MAGNÉTICA

La acción magnética puede producirse de muchas maneras:

1ª por el propio fluido del magnetizador; es el magnetismo propiamente dicho, o magnetismo humano, cuya acción se halla unida a la fuerza y, sobre todo, a la calidad del fluido.

2ª por el fluido de los Espíritus, actuando directamente sin intermediario sobre un encarnado, sea para curar o calmar un sufrimiento, sea para provocar el sueño somnámbulo espontaneo, sea para ejercer sobre el individuo una influencia física o moral cualquiera. Es el magnetismo espiritual, cuya calidad está en la razón directa de las cualidades del Espíritu.

3ª por los fluidos que los Espíritus derraman sobre el magnetizador (en este caso, médium pasista), que sirve de vehículo para que se produzca ese derramamiento. Es el magnetismo mixto, semi-espiritual, o si lo prefieren, humano-espiritual. Combinado con el fluido humano, el fluido espiritual le imprime cualidades de que él carece. En tales circunstancias, el concurso de los Espíritus es a menudo espontaneo, no obstante, la mayoría de las veces, provocado por una llamada del magnetizador. (3)

4°) LOS EFECTOS DEL PASE

No todas las personas son sensibles a la acción magnética y, entre los que lo son, puede haber mayor o menor receptividad, lo que depende de diversas condiciones, unas respecto al magnetizador y otras al propio magnetizado, además de circunstancias oriundas de diversos factores.

Comúnmente, el magnetismo no ejerce ninguna acción sobre las personas que gozan de una salud perfecta. (16)

Los factores negativos que interfieren en los efectos del pase pueden ser resumidos en: impedimento de prueba (la persona tiene que pasar por aquella prueba); condiciones físicas del pasista (vejez, uso de ciertos medicamentos, enfermedades en general, vicios, etc.); falta de cooperación del paciente (falta de fe o rechazo a la acción fluidica.)

El gran efecto o beneficio del pase es, naturalmente, la cura, física o psíquica.

La cura se efectúa mediante Ia sustitución de una molécula malsana por una molécula sana. El poder curativo estará, pues, en razón directa de la pureza de la sustancia inoculada; pero también depende de la energía de la voluntad que, cuanto mayor fuera, tanto más abundante emisión fluidica provocara y tanto mayor fuerza de penetración dará al fluido (...). Los fluidos que emanan de una fuente impura son cuales sustancias medicamentosas alteradas. (2)

Las personas enfermas del cuerpo o del alma — presas de la obsesión o influencias espirituales — deben buscar el lenitivo del pase para sus males.

5°) EL PASE EN LAS REUNIONES MEDIUMNICAS

El pase es comúnmente utilizado en las reuniones mediúmnicas. Es una forma de donar fluidos saludables al Espíritu sufriente comunicante, auxiliándolo en la recuperación o en el equilibrio de su estado mental y emocional. Tiene el poder de auxiliar también al médium durante la comunicación mediúmnica, de forma que los fluidos deletéreos sean disipados y no alcancen directamente el equilibrio somático del medianero. Naturalmente, no es una conducta obligatoria, una vez que el médium armonizado con el piano espiritual superior encuentra los recursos necesarios para no dejarse influenciar por las acciones, emociones o sentimientos del sufriente, que le utiliza las facultades psíquicas para manifestarse.

El pase es imprescindible en el trabajo terapéutico de la desobsesión. (17)

Jesús imponía las manos sobre los enfermos y sufrientes, inclusive en los endemoniados (obsesados), curándolos de sus males. Los apóstoles adoptaban también esa práctica. (17) En las reuniones mediúmnicas, la aplicación del pase debe ser observada regularmente, a la vez que el servicio de desobsesión pide energías de todos los presentes y los instructores espirituales están prontos a reponer los dispendios de fuerza habidos, a través de los instrumentos de auxilio magnético que se disponen a sentirlos, sin ruidos innecesarios, de modo de no quebrantar la paz y la respetabilidad del recinto. (18) Los médiums pasistas, entre tanto, aplicaran el pase, cuando se hiciera necesario, a petición del dirigente de la reunión.

*   *   *

FUENTES DE CONSULTAS

1. KARDEC, Allan. Curas. La Génesis. Trad. De Guillén Ribeiro. 37. ed. Rio de Janeiro: FEB, 1996. Cap. XIV, ítem 31, p. 294-295.

2. p. 295.

3. Ítem 33, p. 295-296.

4. La Vida y la Muerte. El Libro de los Espíritus. Trad. De Guillén Ribeiro. 58. ed. Rio de Janeiro: FEB, 1983. Preg. 70, p. 77.

5. Del Laboratorio del Mundo Invisible. El Libro de los Médiums. Trad. De Guillén Ribeiro. 41. ed. Rio de Janeiro: FEB, ítem 131, p. 172.

6. FEDERACION ESPÍRITA BRASILENA. Pase. Espiritismo de la A a la Z. Rio de Janeiro: FEB, 1996, p. 377.

7. GENTILE, Salvador. El pase. Sus fundamentos. El Pase magnético. IDE, SP: 1994, p. 47.

8. p. 62.

9. p- 67.

10. GURGEL, Luis Carlos de M. Doble Etérico. El Pase Espirita. Rio de Janeiro: FEB, 1994, p. 84-86.

11. La Oración, p. 109.

12. p. 111.

13. ¿Qué es el Pase?, p. 113.

14. MICHAELUS. Magnetismo Espiritual. 6. ed. Rio de Janeiro: FEB, 1991, cap. V, p. 37.

15. Cap. VI, p. 46.

16. Cap. VIII, p. 58.

17. NOBRE, Marlene R. S. Terapia y Profilaxis. La Obsesión y sus Máscaras. 1. ed.

Sao Paulo: Editora Jornalistica Fe, 1997. Cap. 17, p. 142.

18. XAVIER, Francisco Cándido y VIEIRA, Waldo. Pases. Desobsesión. Por el Espíritu

André Luiz. 3. ed. R10 de Janeiro: FEB, 1971. Cap. 52, p. 183.

19. Conflictos del Alma. Entre la Tierra y el Cielo. Por el Espíritu André Luiz. 17. ed. Rio de Janeiro: FEB, 1997, p. 126.

20. XAVIER, Francisco Cándido y VIEIRA, Waldo. Pase Magnético. Evolución en Dos

Mundos. Por el Espíritu André Luiz. 18. ed. Rio de Janeiro: FEB, 1999, p. 199.