Información adicional sobre el vídeo.
Fecha
11-01-2017
Duración
00:58:54
Categoría
Tema

Injurias y Violencias

Comentarios sobre el texto Injurias y Violencias incluido en El Evangelio Según el Espiritismo de Allan Kardec.

Injurias y violencias

1. Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán la Tierra. (San Mateo, cap. V, v. 4).

2. Bienaventurados los pacíficos, porque hijos de Dios serán llamados (Id., v. 9).

3. Oísteis que fué dicho a los antiguos: No matarás, y quien matare, obligado quedará a juicio. - Mas yo os digo, que todo aquél que se enoja con su hermano, obligado será a juicio. Y quien dijera a su hermano Racca, obligado será a concilio. Y quien dijere insensato, quedará obligado a la gehenna del fuego. (Id., v. 21 y 22).

4. Por estas máximas Jesús elevó a ley la dulzura, la moderación, la mansedumbre, la afabilidad y la paciencia; por consiguiente, condena la violencia, la cólera, y aun toda expresión inconveniente con respecto a sus semejantes. "Racca", era entre los hebreos una palabra de desprecio que significaba "un cualquiera", y se pronunciaba escupiendo y volviendo la cabeza. Aun va más lejos, puesto que amenaza con el fuego del infierno al que diga a su hermano "insensato".

Es evidente que en ésta, como en cualquiera otra circunstancia, la intencion agrava o atenúa la falta; pero, ¿cómo puede tener bastante gravedad una simple palabra para merecer una reprobación tan severa? - Consiste en que toda palabra ofensiva es expresion de un sentimiento contrario a la ley de amor y de caridad, que debe arreglar las relaciones de los hombres y mantener entre ellos la concordia y la unión; que es un golpe dirigido a la benevolencia recíproca y a la fraternidad; que da pábulo al odio y a la animosidad; en fin, que después de la humildad hacia Dios, la caridad hacia el prójimo es la primera ley de todo cristiano.

5. Pero, ¿qué entiende Jesús por estas palabras: "Bienaventurados los mansos porque ellos poseerán la Tierra". El, que dice que hemos de renunciar a los bienes de este mundo y promete los del Cielo? Esperando los bienes del Cielo, el hombre tiene necesidad de los de la tierra para vivir; sólo que le encarga que no dé a estos últimos más importancia que a los primeros.

Con estas palabras quiere decir que hasta aquel día, los bienes de la tierra serán acaparados por los violentos con perjuicio de los mansos y pacíficos que a éstos les falta muchas veces lo necesario mientras que los otros tienen lo superfluo, promete que se les hará justicia "así en la tierra como en el Cielo", porque son llamados hijos de Dios. Cuando la ley de amor y de caridad sea la ley de la humanidad, ya no habrá egoísmo: el débil y el pacífico ya no serán explotados ni pisoteados por el fuerte y el violento. Tal será el estado de la Tierra cuando, según la ley del progreso y la promesa de Jesús, venga a ser un mundo feliz por la expulsión de los malos.

Allan Kardec. El Evangelio Según el Espiritismo. Cap. IX, ítems 1 al 5.

Portada de El Evangelio Según el Espiritismo

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y su experiencia como usuario.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información clicando en "más información"