Información adicional sobre el vídeo.
Fecha
12-04-2017
Duración
00:33:49
Categoría

Los Fenómenos de Hydesville

En este vídeo titulado Los Fenómenos de Hydesville, primero de una serie dedicada al estudio de la doctrina espiritista, se comenta los antecedentes que dieron nacimiento al Espiritismo o Espiritualismo moderno y como Allan Kardec, codificador del Espiritismo, tomo contacto con el mismo.

LOS FENÓMENOS DE HYDESVILLE.
LAS MESAS GIRATORIAS.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • Decir cuál es la importancia de los fenómenos de Hydesville en la aparición del Espiritismo.

  • Determinar la posición del profesor Rivail en relación con el fenómeno de las «Mesas Giratorias».

IDEAS PRINCIPALES

  • En marzo de 1848, en la humilde aldea de Hydesville, estado de Nueva York, se produjeron fenómenos mediúmnicos que conmovieron a la opinión pública de la época.

  • «Fueron las mesas giratorias y después parlantes las que llamaron la atención del profesor Hippolyte Léon Denizard Rivail sobre los fenómenos espíritas.» (10)

  • «Después de las mesas apareció la escritura con un lápiz prendido a una cestilla de mimbre y, finalmente, con la mano del médium. Valiéndose de esos últimos medios, Rivail elaboró la grandiosa Codificación del Espiritismo.» (10)

FUENTES

01. KARDEC, Allan. El Libro de los Espíritus. Trad. de Alberto Giordano. 3.ed. Buenos Aires, Editora «18 de Abril», 1983.

02. __. El Libro de los Médiums. Trad. de Alberto Giordano. 3.ed. Buenos Aires, Editora Argentina «18 de Abril», 1983.

03. __. Obras Póstumas. Buenos Aires, Editorial Kier, 1966.

04. __. Qué es el Espiritismo. 6.ed. Buenos Aires, Editorial Kier, 1968.

05. DOYLE, Arthur Conan. História do Espiritismo. Trad. de Júlio Abreu Filho. São Paulo, Pensamento, s/d. p.73-92.

06. BARBOSA, Pedro Franco. Espiritismo Básico. 2.ed. (1ª ed. FEB, revista e ampliada pelo autor). Rio de Janeiro, FEB, 1986. p.42-49.

07. FREIRE, Antoni. A Evolucão do Espiritismo. Porto (Portugal), Empresa Nacional, 1952. p.7.

08. GIBIER, Paul. O Espiritismo (o Faquirismo Occidental). 3.ed. Rio de Janeiro, FEB, 1980. p.34-43.

09. WANTUIL, Z. As Mesas Girantes e o Espiritismo. 2.ed. Rio de Janeiro, FEB, 1978. p.09.

10. __ & THIESEN, F. Allan Kardec. Rio de Janeiro. FEB, 1980. v.2, p.56.

SÍNTESIS

Los memorables acontecimientos que, por su frecuencia e intensidad, señalaban las manifestaciones de fuerzas inteligentes que intervenían en el plano físico, determinaron el nacimiento del Espiritismo a través de la fenomenología mediúmnica todavía incipiente y elemental, hecho ocurrido exactamente en el año en los Estados Unidos de América del Norte, según autorizados investigadores (4, 8). Eran los golpes o ruidos (rappings o noises) que se iniciaron en la aldea de Hydesville, condado de Wayne, Estado de Nueva York.

Fue el que esos ruidos insólitos se manifestaron de manera más ostensiva, de modo de atraer la atención pública, inclusive la de la prensa, y se transformaron en objeto de constatación por parte de numerosos observadores, a tal punto que marcaron en América del Norte la fecha del nacimiento de lo que se tituló Moderno Espiritualismo.

Tales fenómenos ocurrieron en una rústica cabaña, residencia de la familia Fox. A partir del primer diálogo con el Espíritu, el , los acontecimientos conmovieron a la población de la villa, apareciendo después las primeras demostraciones públicas en el salón más grande de Rochester, el Corinthian Hall, lo que trajo como resultado la formación del primer núcleo de estudios.(8)

Se descubrió que las ruidosas revelaciones provenían del espíritu de un vendedor ambulante, de nombre Charles Rosma, que fuera asesinado y sepultado en el sótano de la casa de la familia de los Fox, adeptos a la Iglesia Metodista, cuyas hijas Margareth y Katherine eran excelentes médiums. En la célebre noche del 31 de marzo se registró el primer diálogo entre las hermanas Fox y el espíritu del vendedor ambulante, habiendo usado por primera vez, uno de los presentes, el Sr. Isaac Post, letras del alfabeto para la formación de las palabras mediante la convención de que a las letras correspondería determinado número de golpes. Estaba, pues, descubierta la «telegrafía espiritual» que fue el proceso adoptado en la utilización de las «mesas giratorias».(6)

En , «tamaña fue la repercusión de los fenómenos, tal la afluencia de curiosos..., que la familia Fox se trasladó a Nueva York y las sesiones públicas continuaron en el Hotel Barnum. En esa época ya sumaban varios miles los espíritas norteamericanos, a pesar de las persistentes embestidas de la prensa, donde cualquier cronista se erigía en crítico para condenar los fenómenos».(5)

La relevancia del acontecimiento puede ser destacada también por la resonancia que alcanzó en la esfera científica, que motivó las variadas pesquisas de investigadores de elevado nivel cultural como Dale Owen, William Crookes, el Juez Edmonds, etc.

El acontecimiento de Hydesville repercutió en Europa, despertando las conciencias y junto con los fenómenos de las «mesas girantes» preparó el advenimiento del Espiritismo.(6)

Las mesas giratorias no se limitaban a sostenerse sobre una pata para responder a las preguntas formuladas, se movían en todos los sentidos, giraban, giraban bajos los dedos de los experimentadores y a veces se elevaban por el aire. Entre los años 1853 y 1855, los fenómenos de las mesas giratorias constituían un verdadero entretenimiento, siendo una diversión casi obligatoria en las reuniones sociales.(3) Según el sacerdote Ventura de Raulica, este fenómeno fue considerado como «el mayor acontecimiento del siglo».(10)

La divulgación de esas experiencias y «a continuación la conversión del Juez Edmonds materialista que se había reído de la creencia de los Espíritus, dejaron pasmados a todos los norteamericanos, aumentando todavía más el interés por las manifestaciones inteligentes».(9)

París entera asistía, atónita y horrorizada, a ese torbellino fantástico de fenómenos imprevistos que, para lamayoría, solamente podían ser creados por alucinadas imaginaciones pero que la realidad imponía a los más escépticos y frívolos».(1)

La posición de Kardec en relación con los hechos motivó el advenimiento de la Doctrina Espírita. El Codificador no los refutó, reconociendo que sus primeras manifestaciones eran verídicas pero que constituían solamente una fase inicial, en la que tales hechos incipientes y rudimentarios servirían de cimientos a lo que más tarde sería el edificio de la Doctrina Consoladora. Se refiere a los fenómenos físicos como manifestaciones de fuerzas inteligentes (1) que utilizaron, en principio, las mesas según las señales previamente convenidas, pero proclama que este medio todavía rudimentario «era lento e incómodo».(1)

«Se reconoció más tarde que la cesta y la tablilla no eran en realidad, más que un apéndice de la mano; y al tomar el lápiz directamente, el médium se puso a escribir por un impulso involuntario y casi febril. De este modo las comunicaciones fueron más rápidas, más fáciles y más completas».(1)

«El efecto más simple y uno de los primeros que fueron observados, consiste en el movimiento circular impreso a una mesa. Este efecto se produce igualmente con cu alquier otro objeto pero por ser la mesa el mueble con el que, por comodidad, más se ha procedido a tales experiencias, la designación de mesas giratorias prevaleció para indicar esta clase de fenómenos...»

Sea como fuere, las mesas giratorias siempre representarán el punto de partida de la Doctrina Espírita y por esa razón debemos dedicarles algunas de las explicaciones, tanto más porque al mostrar los fenómenos en su mayor simpleza, se facilitará el estudio de las causas que los producen y una vez que la teoría sea fundamentada, nos proporcionará la clave para descifrar consecuencias más complejas».(2)

Federación Espírita Brasileña.

 

Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita. Prog. I Guía 1.
 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y su experiencia como usuario.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información clicando en "más información"